Make your own free website on Tripod.com

 

Columnas

 

Arcano Político

Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

 

Pararrayos

Reza el refrán popular que cuando la miseria entra por la puerta el amor sale por la ventana. Y cobra vigencia al observar la efímera luna de miel de la recién estrenada administración calderonista con los mexicanos, al cumplir una semana aparecieron nubarrones por el proyecto austero del gasto público para el próximo año.

Un problema que si de por sí es álgido, se complica más por la ausencia de operadores con la suficiente sensibilidad política que allanen el camino y propongan soluciones antes que la confrontación abierta cuando están frescas las heridas entre las fracciones por el fallido intento perredista de evitar la asunción del presidente Felipe Calderón.

El programa del secretario de Hacienda, Agustín Carstens, que recibe las finanzas públicas devastadas, es observado cuidadosamente por los antecedentes del funcionario que operó la fallida aprobación de las sugerencias del Banco Mundial tan parecidas a los impuestos a ventanas y perros de Antonio López de Santa Anna.

Su paso por el Fondo Monetario Internacional en donde se ejecuta el dogma globalizador de los Consensos de Washington, obligan al señor Cartens a mostrarse prudente, por lo menos en la retórica, empero, emerge el diputado jalisciense panista Raúl Alejandro Padilla Orozco, presidente de la Comisión de Hacienda, para complicar las cosas.

Se congratuló de la reducción presupuestaria a la UNAM porque consideró que la mínima calificación aprobatoria es 5, lo que generó la condena de diversos sectores de la población que, el promedio general, sabe que esa casa de estudios es valuarte en investigaciones mundiales como el Gnoma Humano, el superconductor y  el sector aeroespacial.

Padilla Orozco, contador público egresado del Tec de Monterrey y miembro del Consejo Consultivo de la Universidad Autónoma de Guadalajara, los Tecos, es parte del adoctrinamiento empresarial de alcanzar el poder político para defender sus canonjías, por lo que es más obediente a los 3 Consensos de Washington que el mismo Carstens.

Por ejemplo, el 3 de diciembre de 2006, en una entrevista periodística prefirió eludir la denominación de “reformas estructurales” como se denominan las sugerencias del Banco Mundial a la fórmula wshingtoniana: “tenemos que hacer leyes que realmente den respuesta a las necesidades de todos los mexicanos y perdóneme, a grandes males grandes remedios”.

Es normal, entonces, que Padilla Orozco, ex dirigente nacional del comercio organizado y que dio la batalla a la Secretaría de Hacienda por el novedoso mecanismo para comprobar los gastos de gasolina, hoy se muestre dispuesto al gran remedio de recortar 7.7% el gasto en educación superior y 3% en educación básica.

Hay suspicacia de que por medio del castigo al presupuesto federal educativo se intente transferir al sector privado la obligación del Estado para atender este derecho que data de 1824, cumpliendo la aberrante reforma constitucional salinista de 1992 impulsada por el supuesto masón Manuel Jiménez Guzmán y ejecutada por el señor Vicente Fox.

El 8 de diciembre, en la reunión de la ANUIES en Puebla, Julio Rubio Oca, subsecretario de Educación, en representación de la secretaria, Josefina Vázquez Mota, anunció que llegó el momento de “equilibrar” el subsidio a las universidades con la revisión de las cuotas por suponer que este mecanismo favorece a los que más tienen.

La respuesta de los Rectores y los intelectuales, obligaron a que al día siguiente, la señora Vázquez Mota, en un periódico beneficiado con el 80% de la publicidad de la administración de López Obrador, saliera al paso, tanto de los ataques a la UNAM como de la supuesta revisión de cuotas. Empero, el anzuelo ya se echó en las aguas legislativas.

Es cierto que es mínimo el margen de maniobra del señor Calderón, pero ante la escasez de recursos la prioridad es el interés de México y no el de Washington y auque el diputado federal externo del PAN haya sido el pararrayos, la intención asomó su rostro.

À

Correo: :altuzar@arcanorevista.com

 

 

Arcano es una Marca Registrada por Publicaciones Aldehan, S.A. de C. V. Todos los Derechos Reservados.