Make your own free website on Tripod.com

 

Columnas

 

Arcano Político

Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

 

Cosa Nostra

Comparó Eduardo Medina Mora al narcotráfico mexicano con la Cosa Nostra de Palermo. Un dato preocupante ya que supera el riesgo de colombianización del país al inferirse que el poder corruptor criminal penetró las esferas policíacas, jurídicas, políticas, legislativas y en los 3 niveles de gobierno y sociedad en general.

Hay razón. La colombianización del país implicaría el poder del narco vinculado a grupos guerrilleros, para corromper a jueces y corporaciones policíacas bajo el principio de “dinero o plomo” y confirmada por la organización Transparencia Internacional (TI) el 7 de diciembre, al ubicar a México a la cabeza de Latinoamérica con la práctica de sobornos.

La Mafia, en cambio, se basa en las más modernas técnicas de dirección empresarial, desde la organización, planificación y coordinación de las actividades hasta su ejecución y control de los resultados. Jerarquía, unidad de mando, división del trabajo, productividad, etcétera, son conceptos manejados de forma natural por la delincuencia organizada

No es de generación espontánea. El 12 de noviembre de 1908 se constituye en Nueva York una filial de la mafia siciliana, dirigida por Vito Cascio Ferro. Conocida como la Cosa Nostra, a mediados de 1970 había acumulado un poder económico equiparable al de los prominentes hombres de la capital financiera mundial, Wall Street.

Curiosamente, en 1972 aparece la novela de Mario Puzzo, El Padrino, con su personaje, don Vito Corleone, el gran jefe de la mafia neoyorquina en los 40 que se niega a entrar en el negocio de las drogas y se desencadena una sangrienta lucha por el poder con el surgimiento de un poderoso heredero que moderniza la organización.

Así, es difícil pensar que las actividades mafiosas estuviesen desvinculadas de los proyectos expansionistas de los Estados Unidos, si se acepta la versión de la Organización de las Naciones Unidas en 1985, de que los mil 200 millones de dólares del comercio latinoamericano en narcóticos, en el blanqueo deja utilidad del 20% a los banqueros.

Se presenta como el máximo exponente negativo de la mafia, la lucha sostenida a partir del 26 de septiembre de 1979 por Giovanni Falcone de 40 años, cuando ingresa al Despacho de Instrucción con el cometido de perseguir a los mafiosos de Palermo, lo que desencadena una década sangrienta y desnuda vínculos legislativos y gubernamentales.

“El gobierno carece de voluntad para terminar con la mafia”, es la sentencia del mafioso arrepentido y asilado en Estados Unidos, Tomasso Buseta, en la película estadounidense de 1999, “Falcone: Un Juez contra la mafia”, que finaliza con el asesinato de Giovanni el 23 de mayo de 1992, al estallar un kilogramo de explosivos bajo la autopista al aeropuerto.

Detrás de la batalla de Falcone se ubica el interés de los Estados Unidos que desplazó al patrón oro para imponer el dólar en 1973, y que el Partido Demócrata Cristiano Italiano al frente del gobierno de 1979 a 1992, resistió la ambición estadounidense para privatizar los monopolios estatales, principalmente de telecomunicaciones.

Giulio Berlusconi, último primer ministro demócrata cristiano, en 1995, a tres años de su tercer periodo es encausado por supuestos nexos con la mafia. Fue exonerado en octubre de 2000. Ejecutó el castigo el magnate Silvio Berlusconi, del conservador Forza Italia y con una fortuna de 12 mil millones de dólares, siendo el 25 hombre más rico del mundo.

El sometimiento italiano a la globalización que disfraza el imperialismo estadounidense, se publicita desde 1994 con los famosos Distritos Industriales Marshallianos en Italia y aparentemente se superó el problema de la Mafia, pese a las sospechas públicas de su relación con Silvio Berlusconi y su gabinete y legisladores.

Con este marco, se recuerda que el señor Felipe Calderón se comprometió el 9 de noviembre con el señor George Bush hijo, a terminar con los monopolios, que inició la guerra mediática entre las corporaciones televisivas y sus potenciales competidores al tiempo que el nuevo procurador General de la República, equipara al narco mexicano a la Cosa Nostra de Palermo.

À

Correo: :altuzar@arcanorevista.com

 

 

Arcano es una Marca Registrada por Publicaciones Aldehan, S.A. de C. V. Todos los Derechos Reservados.