Make your own free website on Tripod.com

 

Columnas

 

Arcano Político

Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

 

Consumatum est

De lo sublime a lo ridículo media un paso. Y la imagen del México Bárbaro circula por el mundo. Los diputados federales, representantes del pueblo, abandonaron la fuerza de la razón para dirimir sus diferencias con la razón de la fuerza. El broche de oro del foxismo con el que cierra su gestión constitucional.

En el zafarrancho del 28 de noviembre, desnudó la incapacidad negociadora del PAN por la ausencia de operadores, del PRD mostró su desprecio de la ley para imponer su verdad mesiánica así como la acechanza del PRI para recoger los despojos. Parecería, empero, que todos ellos convergen en el deseo de abortar la transmisión de poderes.

Hay razón para pensarlo. El señor Vicente Fox señaló días antes del resolutivo del Trife, la conveniencia de una segunda ronda electoral y lamentó que no existiese esta figura en la legislación actual. Su deseo podría cumplirse si el presidente Electo no se presenta y el Congreso nombra uno interino para convocar a nuevas elecciones.

El Artículo 85 Constitucional es claro:

“Si al comenzar un periodo constitucional no se presentase el Presidente electo, o la elección no estuviere hecha y declarada el 1º de diciembre, cesará, sin embargo, el Presidente cuyo periodo haya concluido y se encargará desde luego del Poder Ejecutivo, en calidad de Presidente interino, el que designe el Congreso de la Unión”.

Señala el Artículo 87 a donde debe presentarse: “El Presidente, al tomar posesión de su cargo, prestará ante el Congreso de la Unión o ante la Comisión Permanente, en los recesos de aquél, la siguiente protesta: (…)”.

Así, el Máximo Libro de la Ley contempla el que no se presente el Presidente electo, sin mencionar atenuantes a la inasistencia y señala la figura moral, el Congreso de la Unión, que jurídicamente, se ubica en el Palacio Legislativo de San Lázaro, con la variante de insacular una sede temporal por motivos de seguridad nacional.

Tal vez por ello, el señor Felipe Calderón anunció el 27 de noviembre que asistirá a rendir protesta ante el Congreso de la Unión y, curiosamente, a 70 horas de que se cumpla el ritual de la transmisión de poderes presidenciales, los diputados panistas tomaron la máxima tribuna de la nación, dijeron, para evitar que el PRD se les adelantara.

Podría ser cierto. La duda razonable indicaría que desconfiaron del incumplimiento perredista en su objetivo de tomar con éxito la tribuna legislativa, si se considera que los gobernadores del sol azteca reconocieron la investidura del señor Calderón, y a la vieja usanza priísta, tienen ascendencia sobre sus legisladores.

Era previsible que al madrugarle al PRD, se precipitara la crisis legislativa, que se agudizó con la injerencia del coordinador panista en el Senado, Santiago Creel Miranda, que ordenó al PRI que no se metiera y rechazó la sugerencia del cambio de sede por la falta de condiciones para realizar el protocolo sucesorio.

Se garantiza la imposibilidad de que el señor Calderón asuma el cargo ante el Congreso de la Unión, por aquello de que fracasen las huestes del señor todo palacio, Marcelo Ebrard en el operativo de impedir que llegue a la Cámara de Diputados, pese al éxito en sitiar la oficina de transición que obligó a cambiar el lugar de presentación del gabinete político.

Una apuesta altamente riesgosa. Con base en el Artículo 84 constitucional, “(…) si el Congreso estuviere en sesiones, se constituirá inmediatamente en Colegio Electoral, y concurriendo cuando menos las dos terceras partes del número total de sus miembros, nombran en escrutinio secreto y por mayoría de votos, un Presidente interino (…)”

El Congreso de la Unión, por mandato del Artículo 50 constitucional, lo integran las dos Cámaras, 128 senadores y 500 Diputados (628), en donde las dos terceras partes, 419 legisladores, podría darse con 258 del PAN, 139 del PRI, 23 del Verde Ecologista y 9 de Nueva Alianza de la propietaria del sindicato magisterial Elba Esther Gordillo, lo que descarta cualquier posibilidad de los 146 legisladores perredistas.

Y aunque Santiago Creel parece ejercer el poder, existe la incertidumbre de quien podría ser el Elegido en el Día de San Eloy.

À

Correo: :altuzar@arcanorevista.com

 

 

Arcano es una Marca Registrada por Publicaciones Aldehan, S.A. de C. V. Todos los Derechos Reservados.