Make your own free website on Tripod.com

 

Columnas

 

Arcano Político

Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

 

Disyuntiva

A Don Miguel León Portilla por su doctorado.

Oaxaca se perfila como el Waterloo del foxismo. Allí, en el México profundo se resumen los errores del fallido aprendiz de político. Emerge la realidad sumisa a los incumplidos dictados del imperio. Hereda los signos de la violencia social. Más, como el avestruz, prefiere darse el último periplo por Australia y Vietnam con cargo al erario.

Es cierta la existencia de vividores pegados a la ubre del presupuesto oficial y que molestos se sumaron al rencor de la amiga del poder real, la propietaria del sindicato magisterial, para castigar al que suponen fiel al tabasqueño Roberto Madrazo, cuando la realidad muestra la traición de Ulises Ruiz Ortiz al ex candidato presidencial del PRI.

Un punto que explicaría uno de los factores de la crisis oaxaqueña, con indicios del financiamiento de la chequera de la chiapaneca Elba Esther Gordillo a Enrique Rueda Pacheco, su empleado en la Sección XXII sindical, en junio pasado, coincidente con las jugosas regalías a gobernadores del TUCOM para organizar la derrota del PRI.

El otro sería la ambición de la ultraderecha representada en El Yunque, al que pertenece Carlos Abascal Carranza, secretario de Gobernación, según las denuncias públicas, para cercar al presidente electo, el panista Felipe Calderón, y dominar el país por 4 sexenios más, de mínimo, ya que el proyecto desde 1833 con el otro López, es por siempre.

Hay otra vertiente. Diodoro Carrasco Altamirano, hijo del Cacique de la Cañada y que gobernó derramando sangre comunal en el estado al que controló desde su cargo como Secretario de Gobernación de Ernesto Zedillo para proteger a las transnacionales que saquean la riqueza forestal pisoteando indígenas, hoy está en el PAN y hace valer su poder.

Tres estrategias convergentes en las urgencias del saliente foxismo, para garantizar su impunidad en el saqueo nacional y obedecer los dictados de las transnacionales para apoderarse de todo el continente por medio del famoso Programa Puebla-Panamá, que obligadamente pasa por Oaxaca y Chiapas, símbolos de la injusticia neoliberal.

Hay cifras: Cerca del 60 por ciento de los 3 millones 200 mil habitantes están en la pobreza extrema, de los 570 municipios 418 son indígenas y 152 se son semi o urbanos con partidos políticos, el analfabetismo en mayores de 15 años es del 21.5 por ciento y con base en las maquilladas cifras oficiales, la escolaridad es inferior al quinto año de primaria.

Elementos que sumados a la impune y salvaje depredación forestal, seguramente hicieron pensar que implementar el Plan Puebla Panamá sería sencillo. A dos años de gobierno, Ulises Ruiz Ortiz se empachó de poder e intentó recuperar la inversión de campaña y financiar el triunfo del panista Felipe Calderón en la región que considera su influencia.

Existen testimonio periodístico de la invasión a la soberanía de Chiapas y Campeche en su loco afán de imponer a José Antonio Aguilar Bodegas en la elección interna, aprovechando la traición del gobernador chiapaneco, Pablo Salazar Mendiguchia a sus votos de fidelidad al panista Felipe Calderón al acercarse al tabasqueño perredista Andrés Manuel López.

Visto así, los poderosos intereses nacionales amafiados con los internacionales, financian el movimiento, según reconoció cándidamente Arturo Pérez Jiménez, representante de la Sección XXII del SNTE, al decir en conferencia de prensa que reciben apoyo económico de organizaciones que pidieron no ser identificadas, de Estados Unidos, Canadá y Europa.

Es decir, que la caída de Ulises Ruiz García en coincidencia con la unción de presidente Legítimo del señor López (no de Santa Anna), podría crear las condiciones para que Felipe Calderón no asuma la Presidencia el 1 de diciembre y pudiese ser sustituido por Santiago Creel, el nieto del que fue embajador en Washington y Canciller de Porfirio Díaz Mori.

La única posibilidad de impedir que se consumen los dictados imperiales es que entre en razón Ulises Ruiz y renuncie. Que se percate de que ya perdió: Renuncia o defenestración. Renuncia significa el Waterllo foxista del que depende la estabilidad inmediata del país que es necesaria para reorganizar la restauración de la República diseñada y construida por los liberales y la sangre de millones de mexicanos.

À

Correo: :altuzar@arcanorevista.com

 

 

Arcano es una Marca Registrada por Publicaciones Aldehan, S.A. de C. V. Todos los Derechos Reservados.