Make your own free website on Tripod.com

 


Arcano

 

Reculón

Por Mario Luis ALTUZAR SUÁREZ

No hay borracho que trague lumbre, reza el refrán popular. Y se cumple. El tabasqueño Andrés Manuel López Obrador anunció el 10 de septiembre que después de dar el Grito a las 23 horas del 15 de septiembre, levantará los campamentos para permitir el desfile militar conmemorativo del 196 Aniversario del Movimiento de Independencia.

Esa decir, que el ex candidato presidencial del PRD en rebeldía al resolutivo del Tribunal Federal Electoral del Poder Judicial de la Federación que proclamó Presidente electo al panista Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, enfrentará y tratará de impedir que el señor Vicente Fox encabece el tradicional Grito y evitará confrontar a las fuerzas armadas.

Las razones del señor López Obrador son claras: El vacío de poder por omisión del hombre que protestó guardar y hacer guardar las leyes el 1 de diciembre de 2000, cedió la gran tribuna de la Cámara de Diputados a los 148 legisladores perredistas y huyó a la comodidad de la Residencia presidencial para enviar su Mensaje por cadena nacional.

Podría estar agradecido a los perredistas, ya que la acción violenta le permitió al señor Fox dar sus puntos de vista sobre foxilandia que contrasta con el México que aumentó de 24 millones a 54 millones de mexicanos en la pobreza extrema, es decir, que sobreviven con menos de un dólar al día, según datos de la ONU.

Claro que la visión gerencial del señor Fox se ajusta al supuesto éxito de haber reducido en 5 millones la miseria, para ubicarla oficialmente en 49 millones de compatriotas. Sin embargo, hay dos elementos altamente preocupantes: La primera, que los índices de riqueza se ubicaron en el mínimo límite de ingresos mensuales por un mil 300 pesos, es decir, un peso diario por arriba del salario mínimo que perdió el 80 por ciento de su poder adquisitivo. Los nuevos millonarios, entonces, reducen los índices oficiales de miseria.

Por otro lado, se acepta oficialmente que en la gerencia del sexenio que está por terminar, han emigrado 5 millones de mexicanos hacia los Estados Unidos. Una fuerza laboral que representa 20 mil millones de dólares de ingresos de divisas anuales al país.

Gracias a la rebeldía del señor López Obrador y de sus empleados en el Poder Legislativo, el señor Vicente Fox gozó de tranquilidad sin enfrentar esa terrible realidad nacional, aunque, claro está, cedió la Gran Tribuna y mostró debilidad ante la ambición del ex candidato presidencial que ya se encuentra al margen de la Ley.

Sería hasta natural que el perredista disfrute anticipadamente su triunfo de dar el Grito, si consideramos que la presidencia municipal panista de Dolores Hidalgo, Guanajuato, según constatamos el 7 de septiembre pasado, remoza aceleradamente la ciudad, en los alrededores de la Casa de Miguel Hidalgo y no en el cementerio en donde descansa el inolvidable José Alfredo Jiménez. ¿Habrá duda?

En donde no existe la mínima posibilidad de victoria, es frente al ejército. Desde antes del 6 de septiembre, el general secretario, Clemente Vega le envió un mensaje claro:

Sí habrá desfile militar y saldrá de la Plaza de la Constitución en homenaje al marco legal que nos rige, seguirá por 5 de mayo como el día en que las armas republicanas se llenaron de gloria frente al invasor francés, avanzará por Avenida Juárez como símbolo de la República y de la Reforma al ser Don Benito la encarnación del deber y el pasó militar por Reforma es la síntesis de un movimiento que le dio al país, rumbo y contenido.

A la aberrante declaración del bajacaliforniano, Leonel Cota Montaño, impuesto por el señor López Obrador al frente del PRD, de que hay otras calles en que se puede manifestar el ejército, el general secretario fue explícito: No es una fiesta del Ejército sino de la República y no se celebran a las fuerzas armadas sino a la historia del país.

Fue claro y tajante. Y el domingo, el señor López Obrador muestra que ante la autoridad es temeroso. Y reculó al anunciar que retirará a los escasos seguidores que le quedan, y que cada día son menos por la crisis económica del PRD y la imposibilidad de ofrecer empleos a los seguidores a cambio de los 500 pesos diarios más comida y refresco.

À

 

 

Arcano es una Marca Registrada por Publicaciones Aldehan, S.A. de C. V. Todos los Derechos Reservados.