Make your own free website on Tripod.com

 


Arcano

 

La Última Frontera

Por Mario Luis ALTUZAR SUÁREZ

La voz popular sentencia: “Hágase la voluntad de Dios en los bueyes de mi compadre”. Y se confirma en las incongruentes acciones del señor López Obrador.

En el 2000, la antinatural alianza del PRD con el PAN para postular a un dolido Pablo Salazar Mendiguchía, por haber perdido la contienda interna del PRI frente al ganadero costeño Sammy David David, permitió el triunfo del renegado priísta que en su gestión mostró su cercanía con el foxismo, al grado de comprometerse con el panista Felipe Calderón.

Sin embargo, el que traiciona una vez actúa conforme a la fuerza de la costumbre. Las promesas al candidato presidencial panista eran falsas, ya que mientras confirmaba su lealtad blanquiazul negociaba en lo oscurito con la alta dirigencia del PRD para lograr imponer a su candidato, el alcalde priísta de Tuxtla Gutiérrez, Jaime Sabines Guerrero.

Conseguida la postulación de su alfil, Salazar Mendiguchía es incapaz de someter la legítima inconformidad del perredismo local que se sumó a la inconformidad del panismo y curiosamente, de amplios sectores de chiapanecos que fueron víctimas de la autoritaria administración del gobernador que llegó al poder por la anti natural alianza PRD-PAN.

El perredista Emilio Zebadúa y el panista Francisco Rojas acusaron al mandatario estatal de instrumentar una elección de Estado a favor del expriísta Jaime Sabines Guerreo, en donde la millonaria guerra sucia llega al extremo de incluir páginas de internet para acusar de homosexual al candidato del PRI-PVEM, José Antonio Aguilar Bodegas.

Curiosamente, son los mismos elementos que utiliza el candidato presidencial, el señor Andrés Manuel López Obrador, para impugnar las elecciones presidenciales, es decir, de ser víctima de una guerra sucia del foxismo, de enfrentar una supuesta elección de Estado, y de que se derrochan recursos para confirmar su derrota electoral.

Sin embargo, el señor López Obrador cierra los ojos al pasado reciente de la extraña alianza PRD-PAN para condenar ahora, la declinación de los candidatos Emilio Zebadúa que ante la cerrazón perredista se postuló por el PANAL de su paisana Elba Esther Gordillo Morales y del panista Francisco Rojas.

Lo más grave sería, empero, que en su conferencia de prensa a las 11 horas del domingo, a escasas horas de que se abrieran las casillas, el empleado del señor López Obrador en funciones de presidente del PRD, el ex priísta Leonel Cota Montaño que heredó la gubernatura de Baja California Sur a su primo, anunció que impugnarán las elecciones estatales si su candidato pierde las elecciones.

Es decir, que desde antes del proceso electoral, los perredistas están listos para la confrontación, ya que entienden que la democracia les pertenece, por lo que no es casual que sin pruebas, ahora acusen a los magistrados del Tribunal Federal Electoral del Poder Judicial de la Federación, de recibir sobornos millonarios y ofrecimientos de cargos.

Se antojaría pensar que los estrategas del PRD, encabezados por Manuel Camacho Solís, quien fue yerno del gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Suárez, sienten temor de perder las elecciones chiapanecas y por ende, de quedarse sin el bastión estratégico para proseguir su enfrentamiento con el gobierno federal para arribar al poder presidencial.

Un indicio claro es el filtrar un video del interrogatorio del gobierno cubano al empresario argentino Carlos Ahumada Kurtz, en donde lo único que se establece es que el detenido se quejó del incumplimiento foxista para protegerlo después de hacer pública la extorsión millonaria de que era víctima por los operadores del señor López Obrador.

Desempolvar la arbitrariedad y extorsión hacia un empresario en la jefatura de gobierno del tabasqueño perredista, hizo recordar las cuotas millonarias a gaseros de Tláhuac, la comisiones del 50% a proveedores de Cuajimalpa, la proliferación de antros y protección a lenones en la Cuauhtémoc, la protección a piratas del transporte, en fin.

Sin descartar la elección de Estado en el Distrito Federal a favor del señor Todo Palacio, Marcelo Ebrard Casaubon, en donde los perredistas llevaron camiones con electores para votar en diferentes casillas, las presiones a votantes en las urnas, la marginación de amplios sectores que deseaban votar y fueron groseramente desalojados.

Por ello, dos terceras partes de los mexicanos que acudieron a las urnas, le negaron su voto al perredista y que ahora pretende legitimar en la última frontera, como se le conoce a Chiapas, tan cerca de Villahermosa, en donde los trabajadores de limpia recuerdan que después de encuerarlos frente al Senado, el señor López Obrador los abandonó.

À

 

 

Arcano es una Marca Registrada por Publicaciones Aldehan, S.A. de C. V. Todos los Derechos Reservados.