Make your own free website on Tripod.com

 


Arcano

 

Manipulador

Por Mario Luis ALTUZAR SUÁREZ

Tiene experiencia. Fallida. Pero frente a la legalidad, el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador se cobija en la presión social para conseguir negociaciones personales que favorezcan sus ambiciones o propósitos. Las consecuencias en sus seguidores, económicas o políticas, poco importan para el manipulador.

No es casual, entonces, que la batalla post electoral la intente reducir a una mera cuestión personal por encima de la ley y del interés de una nación. Si el panista Felipe Calderón Hinojosa acepta el recuento voto por voto, dice generoso, “para mi sería un presidente ilegítimo, pero no haría nada por impedirlo más que manifestarme públicamente y seguir luchando”.

Visto así, un encuentro cuerpo a cuerpo, sería incurrir en la negación al estado de Derecho que norma la vida política y social del país. Cómo si no existiese la mínima concepción del principio de legalidad que adjudica al Tribunal Federal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el fallo inapelable e inobjetable en la calificación del proceso electoral.

Así está acostumbrado. El 19 de enero de 1995, después del desalojo por la fuerza de sus seguidores en la Plaza de Armas de Villahermosa, convocó a la “resistencia civil pacífica” para oponerse al supuesto fraude electoral con gastos de campaña por 72 millones de dólares de su adversario triunfador en las elecciones estatales: Roberto Madrazo.

Proporcionó un aparente principio doctrinario al bloqueo a la entrada de 14 instalaciones petroleras en Tabasco, iniciadas desde diciembre de 1994, a la violencia de sus seguidores para paralizar la paraestatal Compresoras Castarriscal, con la supuesta bandera de conseguir tarifas eléctricas equitativas y reducción en el predial para más de 300 mil familias.

El “Éxodo por la democracia” impactó en el entonces presidente Ernesto Zedillo. El Mandatario intentó catafixiar la gubernatura tabasqueña por una secretaría de Estado al priísta declarado Gobernador Electo por la autoridad electoral. Fracasó la maniobra. Se afectó a la Comisión Federal de Electricidad y a los consumidores que padecen apagones.

Como Jefe de Gobierno del Distrito Federal y ante su desobediencia a la Suprema Corte de Justicia para ejecutar dos resoluciones, enfrentó el juicio de desafuero de la Cámara de Diputados en 2004 con millonarias movilizaciones. Fracasó. Su reunión con el presidente Vicente Fox, empero, impidió que se prosiguiera con el intento de consignación penal.

De lo que se habló en esa reunión privada que consiguió con la presión de los medios de comunicación, nada se sabe. El resultado fue que el señor Fox ordenó horas después que se suspendieran las acciones de la PGR. Aunque se ha mostrado molesto desde ese momento. Y canalizó mal al victimizar al señor López Obrador. Lo hizo candidato presidencial.

Intenta repetir la fórmula. El ex consejero perredista en el IFE, Horacio Duarte, amparado en los signos violentos contra periodistas y contra el panista Calderón Hinojosa, exige una reunión entre su correligionario y el magistrado presidente del TRIFE, Leonel Castillo González. El argumento: Coadyuvar en la integración de los expedientes de impugnación.

La Ley es clara en la definición del trabajo del TRIFE, en donde Castillo González no es el único responsable, ya que cuenta con 6 magistrados más: Eloy Fuentes Cerda, José Alejandro Luna Ramos, Alfonsina Bertha Navarro Hidalgo, Fernando Ojesto Martínez Porcado, José de Jesús Orozco Henríquez y Mauro Miguel Reyes Zapata.

Con base en derecho, el magistrado presidente rechazó la exigencia. Tiene credibilidad al acumular 31 años de servicio en la Suprema Corte de Justicia de la Nación con 12 años en el TRIFE sin descontar que ha impartido cátedra en diversas instituciones de educación superior en Derecho Fiscal, Derecho Procesal Civil y El Juicio de Amparo.

El 17 de julio pasado, la agencia española EFE reportó que los 7 magistrados del TRIFE “están ‘blindados’ ante cualquier presión externa y realizan sus tareas con el código en la mano, sin tener en cuenta comentarios o expresiones de afuera”. Eso esperamos todos los mexicanos, en bien del país.

À

 

 

Arcano es una Marca Registrada por Publicaciones Aldehan, S.A. de C. V. Todos los Derechos Reservados.