Make your own free website on Tripod.com

 


Arcano

 

Hedor

Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

Conforme pasan las horas, el tufillo empieza a crecer en el hedor del fraude cibernético en las elecciones presidenciales mexicanas, al mantener una dinámica lineal de la delantera del panista Felipe Calderón sobre el perredista Andrés Manuel López y el priísta Roberto Madrazo, lo que complicará el conteo de las actas que iniciará hoy el IFE.

Analistas internacionales y expertos nacionales encuentran una correlación numérica constante en los datos del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), que sería un milagro ya que técnicamente, deberían mostrar variables con base en las actas contrario a la constante del 36.38% panista, 21.57% priísta y 35.34% perredista.

En días previos a los comicios, técnicos en computación denunciaron la facilidad de programar un ingreso de cifras que sumara los votos de un candidato a otro. Después se confirmó la participación de un cuñado de Calderón en la elaboración de ese programa. Finalmente, desapareció una semana el padrón, reapareció en el web vinculado al panismo.

Analistas internacionales recuerdan, además, que en 2004 la empresa Choise Point, vinculada al Buró Federal de Investigaciones (FBI por sus siglas en inglés), había adquirido el padrón electoral mexicano, dentro de la supuesta estrategia antiterrorista de la administración Bush y que existen indicios de su uso para intervenir en las elecciones.

Además, en abril y junio nos visitó una misión del Fondo Nacional para la Democracia, el brazo político de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense, que orientó editoriales estadounidenses favorables al perredista Andrés Manuel López Obrador, para crear el espejismo de una elección cerrada a favor de Felipe Calderón. ¿Se necesita más?

En este marco, se recuerda que el presidente consejero del IFE, Luis Carlos Ugalde, miembro del grupo político del yerno de la cacique magisterial chiapaneca, Elba Esther Gordillo Morales, pecó de “prudente” al anunciar un conteo preliminar muy cerrado que impedía dar un vencedor, aunque las cifras daban 3 puntos arriba a Calderón.

Curiosamente, al filo del mediodía del 3 de julio, el candidato presidencial de la franquicia de Gordillo Morales, Roberto Campa de Nueva Alianza, exige al IFE que ya de las cifras que postulen como ganador al panista Felipe Calderón Hinojosa, lo que implicaría declararlo como Presidente Electo.

Campa que se rodeó de expriístas que se apoderaron de la Gran Logia Valle de México para proteger su impunidad en los malos manejos que cometieron al amparo del mexiquense Espinosa Villarreal, se vinculó a la dirigente magisterial que se encargó del juego sucio del foxismo para intentar aprobar las reformas sugeridas por el Banco Mundial en 2001.

Sumados los factores externos y nacionales, se tendría que el foxismo caracterizado por su lacayismo al nuevo imperio bushiano, aceptaría gustoso la injerencia estadounidense que garantice un presidente a modo del nuevo “latinoamericanismo” y ampare la impunidad del mayor saqueo de la nación por esa horneada de nuevos ricos tan allegados al señor Fox.

Recordemos, por ejemplo, que a las acusaciones contra el dictador nicaragüense Anastasio Somoza, la Casa Blanca respondió a mediados de los 70: “Sí, es un hijo de puta. ¡Pero es nuestro hijo de puta!” Aunque después se profundizó la revolución sandinista y encausaron su triunfo con el apoyo del entonces presidente mexicano José López Portillo.

Tenemos, entonces que la indignación social por el hedor del fraude electoral, tendría resultados imprevisibles en un ambiente de recesión económica, desempleo e inseguridad en donde el hambre carece de ideología.

À

 

 

Arcano es una Marca Registrada por Publicaciones Aldehan, S.A. de C. V. Todos los Derechos Reservados.