Make your own free website on Tripod.com

 


Arcano

 

Estructuras

Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

Con el cierre de campañas en que mostraron el músculo electoral en lugares simbólicos, parecería que la moneda está en el aire para los 3 candidatos presidenciales con posibilidad de ganar. El espejismo mediático y encuestador, empero, se estrella ante la realidad del nuevo partido sin registro: El Abstencionismo que muestra tendencias de crecimiento.

Con base en cifras oficiales, el voto del miedo en 1994 representó el 77.16% del padrón para bajar al 57.69% en las intermedias de 1997 en donde el PRD alcanzó su máximo de 7 millones y medio de votos y en las presidenciales del 2000 con todo y efecto Fox participó apenas el 63.97% para desplomarse en las intermedias de 2003 al 41.68%.

Mención aparte merecen las elecciones presidenciales de 1988 en donde Carlos Salinas habría ganado con el 50.3% frente al 31.1% de Cuauhtémoc Cárdenas y el 17% de Manuel J. Clouthier, ya que en sus memorias el ex presidente Miguel de la Madrid confiesa que a Manuel Bartlett se le “cayó” el sistema cibernético y Jorge de la Vega no tenía cifras.

Sin embargo, Cárdenas representaba una coalición de diversos partidos y pese a reconocer su derrota después de una negociación con los priístas, en 1997 lleva al máximo histórico al que creía su partido, el PRD, y que en las intermedias del 2003 bajó de 7.5 millones de votos a 4.7 millones frente a 8.49 millones del PAN y 9.833 millones del PRI.

Por otro lado, si los priístas sienten en riesgo a su partido, acuden a las urnas. Favorecieron a Ernesto Zedillo en 94 con 17.334 millones de votos equivalentes al 50.1% de votantes y con el menor abstencionismo registrado desde 1988 con 22.84%. Cifras que muestran las tendencias de las estructuras nacionales que pesarán el domingo para hacer respetar el voto.

Seguramente esta es la razón para mostrar el músculo electoral con los viejos usos y costumbres del ritual de la política que recuerdan al entonces secretario de Gobernación, Gustavo Díaz Ordaz, comentar ante una recepción magna en el Zócalo, de una gira internacional del Presidente Adolfo López Mateos: “¡Cuánto dinero gastado!”

Y es ahí, en el corazón de la República que privatizó Andrés Manuel López Obrador, en donde el perredista concentra el 28 de junio, el cierre de campaña, esperando una respuesta similar o superior a la concentración organizada por la dirigencia partidista con derroche de recursos, el día en que la Cámara de Diputados dictaminó su desafuero.

Por su parte, el priísta Roberto Madrazo Pintado cierra su actividad proselitista en el Monumento a la Revolución, como una demostración del Pacto Social emanado desde 1910 y que fue abandonado desde 1982 por los tecnócratas adoctrinados en el Imperio. Fue un esfuerzo de convencer a la estructura de 12 millones de militantes de recuperar el camino.

Antes, el 25 de junio, el aspirante panista Felipe Calderón Hinojosa, con el acarreo que condenó en el pasado, cerró en el Estadio Azteca, propiedad del consorcio Televisa, la misma que fue beneficiada por el foxismo con las reformas a la Ley de Radio y Televisión, tal vez para disminuir el descrédito de su favoritismo familiar en su función política.

Falta poco para saber si el Instituto Federal Electoral asume su responsabilidad histórica en respetar el mandato real de las urnas y garantizar la estabilidad social del país.

 

À

 

 

Arcano es una Marca Registrada por Publicaciones Aldehan, S.A. de C. V. Todos los Derechos Reservados.