Make your own free website on Tripod.com

 


Arcano

 

Visiones

Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

TAXCO DE ALARCON, Grro.- En la guerra y el amor todo se vale, reza el refrán popular. Así, Píndaro Uriostegui Moreno, candidato a diputado panista apeló a los antecedentes paternos para solicitar el “voto útil” de los taxqueños. Curiosamente, el papá fue un destacado político priísta que jamás dejó su militancia pese al obstáculo de ser gobernador.

Nos hizo recordar la moda “modernista” impuesta por la confusión ideológica diseñada por el Imperio para debilitar el concepto de Nación-Estado de los países tercermundistas, que se transformó en el dogma de los conservadores con la esperanza de que el PRI desaparezca definitivamente del escenario nacional.

Asistimos para presentar nuestra novela política esotérica “Adam Kardmon, la conspiración del fin del mundo” a la reunión sostenida entre el candidato panista y el Grupo Taxco del sábado pasado, presidido por Juan García Nava e integrado con ex presidentes municipales, literatos, historiadores y profesionistas, altamente preocupados por el destino del país.

Concluida la presentación del político y al tomar la palabra para exponer sobre nuestra obra literaria, fue imposible resistirnos y recordamos la sentencia apocalíptica de que los hijos se enfrentarán a los padres y los hermanos contra hermanos. Un símbolo que se cumple fielmente en nuestros tiempos.

Mencionamos el caso madrugador de George Castañeda Gutman, destapado como candidato presidencial por la Casa Blanca en el 2002, y que beneficiario de un priísta renegó de la herencia paterna que mostró respeto a la política exterior mexicana al grado que fue un artífice de la pacificación Centroamericana y del Grupo Contadora.

Otros casos destacados son los hijos del ideólogo priísta, el desparecido veracruzano Jesús Reyes Heroles, que dirigió al PRI, fue secretario de Educación y de Gobernación, postuló el Pacto Social de la Revolución Mexicana con los contribuyentes, el estado laico y la educación gratuita, y que hoy, sus herederos, olvidaron y se acercan al PAN.

Por lo tanto, el que Uriostegui Moreno acompañado de su mamá en la reunión con el Grupo Taxco, es un seguidor de las “modas” y se define como un panista consumado cuando su desaparecido padre fue el defensor en la Cámara de Diputados en funciones de Colegio Electoral del triunfo de Carlos Salinas de Gortari como Presidente de la República.

En los 3 casos, los hijos gozaron de una desahogada posición económica con buena educación escolar y alimentación sin descontar los viajes de vacaciones al extranjero y los lujos de juventud, proveídos por sus padres priístas, hombres que pese a encontrar obstáculos para gobernar sus estados, siguieron fieles a su partido.

La referencia bíblica de “hermanos contra hermanos” puede observarse en los priístas que siguiendo los lineamientos de sus mecenas y protectores, huyen hacia el PAN o al PRD, sobresaliendo la guerra declarada de la chiapaneca Elba Esther Gordillo Morales contra el candidato presidencial priísta, Roberto Madrazo Pintado.

Es difícil soslayar al poblano Manuel Bartlett Díaz que, desde su filiación priísta convocó al voto útil a favor del perredista Andrés Manuel López Obrador, bajo el argumento de que Carlos Salinas le quitó el apoyo al priísta Madrazo y se lo dio al cuestionado ex Jefe de Gobierno del Distrito Federal. Oculta su resentimiento personal.

No puede olvidarse que Carlos Alberto Madrazo Becerra “expulsó” de Tabasco a Manuel Bartlett padre y por ello, el actual senador nació en los límites de Puebla. Sería normal, entonces, que su esbirro al frente de la CROC, Isaías González Cuevas, anunciara el voto corporativo a favor del perredista.

Más, si los hijos se enfrentan a los padres y hermanos lucharán contra hermanos, las visiones de San Juan auguran su fracaso y que vendrá un tiempo de prosperidad. Por lo menos, en el Grupo Taxco se cumplió la profecía y se negaron al canto de las sirenas.

 

À

 

 

Arcano es una Marca Registrada por Publicaciones Aldehan, S.A. de C. V. Todos los Derechos Reservados.