Make your own free website on Tripod.com

 


Arcano

 

Como arriba es abajo

Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

TAXCO DE ALARCON, Grro.- Aquí, en el Nacimiento de la República Mexicana, se proyecta lo que sería el futuro político del país. Una administración municipal panista en una administración estatal perredista que distan mucho de responder a las demandas de la ciudadanía que se siente burlada por el incumplimiento de falsas promesas.

Por ejemplo, el pasado 20 de junio, en La Montaña, a escasos kilómetros de Taxco, el gobernador perredista, Zeferino Torreblanca Galindo, respondió a las peticiones de taxistas, camioneros y colectivos de más placas de auto transporte: “Yo esperé 12 años para ser gobernador y no me quejé como ustedes lo hacen”.

Desde la perspectiva de un taxista y siguiendo la lógica del mandatario perredista, faltarían 3 años para que se dotara de nuevas placas de auto transporte al estado de Guerrero, ya que hace 9 años se dio la última dotación, aunque, siguiendo los tiempos del político que aspira a una cartera en la administración de López Obrador, faltarían cuando menos 11.

El peredista inició su carrera política al buscar por primera vez la presidencia municipal de Acapulco en 1993, 20 años después de haber egresado del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey que prepara los cuadros al servicio del Grupo Monterrey vinculado a grandes capitales transnacionales y que busca el poder político desde 1973.

Como presidente municipal de Acapulco se hablaba de una excelente gestión que le permitió alcanzar la candidatura a gobernador del PRD, empero, al dejar la administración se inició el baño de sangre del puerto turístico mexicano que hace pensar en negociaciones ocultas de Torreblanca con el crimen organizado que se incumplieron los compromisos.

El otro nivel, el municipal, lo representa el alcalde panista Ramiro Jaimes Gómez, con rasgos indígenas y palabra fácil, que asumió el cargo apenas en diciembre pasado y que ya dio muestras de su despotismo ilustrado y un estilo de administrar tan parecido al de Andrés Manuel López Obrador en la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal.

Dicho de otra forma; se inclina por usar el cargo para sus negocios particulares y en su caso, convertir en un negocio personal la presidencia municipal al, por ejemplo, decretar que todos los comercios de Taxco cierren a las 12 de la noche y no a las 3 de la mañana como era tradicional en una localidad que no termina de consolidarse como turística.

Llegar a esta localidad, a la entrada parece un sueño. Un Nacimiento en los costados de los cerros. Casas blancas con franjas ocres en la parte bajas y techos de teja roja en medio de un escenario natural verde. Mantiene un sabor colonial que hacen pensar en los decretos de 1525, cuando se fundó a 10 kilómetros de lugar original preamericano.

Sin embargo, al entrar, la gloria se transforma en infierno. Las calles empedradas de dos carriles angostos, convierten a la ciudad en un lugar de primera, por la sencilla razón de que un conductor es imposible que pueda meter la segunda velocidad. Pero lo peor está por venir: ¡No hay estacionamientos! Al estacionarse en las angostas calles ¡se taponan!

Podría decirse que no es responsabilidad del panista Ramiro Jaimes Gómez, empero, el alcalde carece de la mínima idea para darle solución al problema que se comprometió a resolver y que le permitió acceder al voto de los 160 mil taxqueños, que por los reportes de prensa y comentarios boca oído, ni siquiera recibe para escucharles.

Tenemos, entonces, una apocalíptica visión del futuro, en el supuesto de que ganase la presidencia de la República el perredista Andrés Manuel López Obrador, como lo diseñó el Fondo Nacional para la Democracia de los Estados Unidos, al recordar su nepotismo y corrupción como jefe de gobierno y constatar que sus cuadros, como Zeferino Torreblanca Galindo son tan parecidos como los Bejerano, los Arce los Batres...

Y que la segunda fuerza política que se impulsa desde el Imperio como la primera fuerza legislativa, el PAN, muestra congruencia en sus cuadros al ser tan parecidos en los negocios familiares y personas desde Felipe Calderón, el candidato presidencial, hasta el último de los alcaldes en el país. Algo que nos debe hacer reflexionar para emitir el voto.

 

À

 

 

Arcano es una Marca Registrada por Publicaciones Aldehan, S.A. de C. V. Todos los Derechos Reservados.