Make your own free website on Tripod.com

 


Arcano

 

Los miserables

Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

Al señor Vicente Fox no se le da el deporte. Falló en su pronóstico de 4 a1 de México sobre Angola. Lo malo es que tampoco se le da la política. Quiso desaforar al perredista Andrés Manuel López Obrador y lo convirtió en mártir con posibilidad de alcanzar la presidencia. Tampoco se le dan las inversiones. Su empresa está dentro del Fobaproa.

Si nada se le da, la pregunta sería: ¿cómo se le dio la Presidencia? La única respuesta conduce al grupo de osados compañeros de trabajo en la embotelladora transnacional que hizo posible el flujo de recursos en una ingeniería similar al crimen organizado, para lograr el objetivo y una vez logrado, no saber que hacer con él.

Bajo esta premisa, sería normal que el señor Vicente Fox esté empeñado en que se le de convertirse en el “fiel de la balanza” o el “gran dedo elector”, el único, para hacer realidad el sueño imposible, por lo menos en la historia, de la transexenalización o continuidad del poder atrás del trono, aunque sólo sea para amparar la impunidad familiar.

Proteger esa “horneada” de nuevos ricos, entre los que destacan sus hijastros que en menos de 3 años amasaron una importante fortuna blindada a las investigaciones de la Cámara de Diputados, los propios hijos adoptivos con sus franquicias, y los apellidos de abolengo vinculados al candidato presidencial panista, Felipe Calderón Hinojosa.

Nos hace recordar la leyenda de un gobernador neoleonés que al entregar el poder le pregunta a su tesorero: “¿Cuánto hay en las arcas?” Y la respuesta fue de unos 3 millones de pesos a lo que argumentó: “¡Tráigaselos, porque los que viene son muy rateros, no se los vayan a robar!”

Una reflexión obligada ante la información del Instituto Nacional de Geografía y Estadística de que el gobierno, en sus tres niveles, aumentó en 10 mil millones de pesos el gasto corriente del primer trimestre del 2006, y que no existe justificación máxime que el sector federal excedió sus gastos que realizó ignorando lineamientos legislativos en 2005.

La primera explicación a esos recursos, sería que la campaña electoral consume recursos extraordinarios al margen de los cerca 15 mil millones de pesos destinados por el IFE. Pero sería caer precisamente en la trampa tendida, ya que el PRI debió pagar el resto de la multa impuesta, el PAN recibió recursos de programas sociales y el PRD de su estructura.

Desde la óptica del senador perredista con licencia para hacer campaña como candidato panista a la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal, Demetrio Sodi de la Tijera (apellido de rancio porfirismo) la estructura perredista es visible en los grupos que promueven la prostitución, el ambulantaje, el narcomenudeo, los taxis pirata que secuestraron la ciudad.

Algo debe saber el legislador con permiso que compartió momentos políticos y sueños con hombres como René Bejarano Martínez, hábil extorsionador de empresarios y esposo de Dolores Padierna, delegada en la Cuahutémoc y que falló en convertir en caja chica a Tepito, Carlos Imaz y su activismo universitario que renunció como delegado en Tlalpan.

Nombres como René Arce que heredó la delegación Iztapalapa a su medio hermano y postuló a cargos legislativos a la esposa y la “amiga”. Demetro Sodi de la Tijera debió escuchar, cuando menos, como la cercana colaboradora de López Obrador, Fátima Mena aplicó “cuotas” del millón a empresarios en Tlahuác.

No puede minimizarse al guerrerense Eliseo Moyao Morales con la “cuota” de 5 millones de pesos a la Universidad La Salle para crear una biblioteca, la secretaria de Desarrollo, Claudia Sheinbaum, esposa de Imaz, con el exitoso programa de dos pisos que blindó el asambleísta Francisco Chiguil Figueroa, candidato en la Gustavo A. Madero.

Un particular estilo de administrar superado únicamente por el candidato presidencial panista, Felipe Calderón Hinojosa y su anterior jefe, el señor Vicente Fox, en donde todo se oculta por la magia de la retórica y los millones invertidos en la guerra mediática de la televisión para esperar, cada uno por su lado, el favor del voto útil de los miserables en dos semanas más.

 

À

 

 

Arcano es una Marca Registrada por Publicaciones Aldehan, S.A. de C. V. Todos los Derechos Reservados.