Make your own free website on Tripod.com

 


Arcano

 

Signos violentos

Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

Emergen los signos violentos del perredismo en la ruta crítica de la campaña electoral presidencial. A las amenazas de muerte contra periodistas críticos de Andrés Manuel López Obrador, se pasó al atentado al estilo siciliano contra la familia del encarcelado empresario argentino Carlos Ahumada Kurtz, para inhibir la presentación de pruebas de corrupción.

La última semana de mayo, el periodista mexiquense Oscar Mario Beteta, en su programa noticioso en radio Fórmula, telefónicamente recibió amenazas de muerte de un radioescucha que dijo estar cansado de las críticas en contra del candidato presidencial perredista, aunque el señor López Obrador se apresuró a deslindarse del hecho.

Sin embargo, existe el antecedente de su malestar público sobre un programa cómico de televisión en donde advirtió, a los actores y empresarios televisivos, que estaría vigilante de sus contenidos por considerarse víctima de un complot, pese a que todos los candidatos reciben el mismo tratamiento caricaturesco.

Una posición tan parecida a la asumida por el entonces candidato presidencial panista, el señor Vicente Fox Quesada en la víspera de las elecciones del 2000, sobre su queja del “círculo rojo” de periodistas, columnistas, editorialistas y editores de periódicos y revistas que señalaban los riesgos de una oferta política conservadora sin programa de gobierno.

Curiosamente, en la administración del ex gerente de una embotelladora transnacional aumentó el número de periodistas asesinados ubicando a México en el primer lugar de comunicadores silenciados en el mundo, se acentuó la persecución judicial para forzar a la revelación de fuentes o de juicios sumarios, agresiones y amenazas de muerte.

Ahora, en la ruta crítica de la campaña presidencial y con la caída del candidato peredista, el señor López Obrador en las preferencias electorales, que muestran la irrealidad de alcanzar el triunfo únicamente con la estructura distritofederalense y la proyección del particular estilo de administrar la capital de la República, emerge la violencia siciliana.

Ya no es la manipulación de grupos radicales vinculados al perredismo, como los Pantera que controla a cerca de 55 mil trabajadores del servicio de transporte público con placas clonadas, o precaristas, que tomen pozos petroleros, usen machetes para exigir supuestas reivindicaciones sociales, o realicen marchas como el éxodo por la democracia.

Cerca de las 6 horas del 6 de junio, una camioneta se emparejó al automotor de Cecilia Gurza, que llevaba a sus tres hijos a la escuela, y acertó 9 balazos en la unidad blindada.

El hecho fue antecedido de tres días de amenazas, que coinciden con la plática sostenida entre su esposo, el empresario argentino Carlos Ahumada con Rosario Robles.

En esas pláticas, Ahumada le pedía a Robles entregar una carta al Jefe de Gobierno, Alejandro Encinas, sobre la aberrante situación que padece, ya que al ser víctima de extorsión por el operador político del señor López Obrador, René Bejarano Martínez, se encuentra en la cárcel y el delincuente goza de su libertad.

El procurador de justicia capitalino, el académico Bernardo Batiz, se mostró cauteloso en sus declaraciones, aunque la vocera oficiosa de la campaña presidencial perredista, la escritora Elena Poniatowska, se apresuró a juzgar de “autoatentado” la agresión a la señora Cecilia Gurza, “para perjudicar a gente a del PRD”.

Curiosamente, la posición de la princesa polaca coincide con el particular estilo de administrar la justicia de parte del perredista gobierno capitalino, en victimizar a los victimarios y criminalizar a las víctimas: Ahumada víctima de extorsión y Joaquín Flores que denunció fraudes de su antecesor Joel Ortega en la Delegación Gustavo A. Madero del Distrito Federal, están en la cárcel.

Hay más: A este analista que presentó una denuncia por amenazas de muerte de un empleado del IPN, se le envió a que le practicaran estudios sicológicos mientras que la científica investigación judicial se concretó a llamar al agresor para preguntarle si era cierta la acusación y se le exoneró amenazando al periodista de ser encausado por calumnias.

Peor suerte corrieron periodistas de La Crónica, que les inventaron delitos de violación para impedir que divulgaran el arreglo policiaco que impidió el desalojo de un alto funcionario perredista. Con estos elementos, suena sospechoso el que el señor Batiz llame a la víctima para formalizar su denuncia y que entregue todos los videos incriminatorios de altos funcionarios en la campaña de Andrés Manuel López Obrador.

Se infiere el abuso en la administración de la justicia a favor del candidato presidencial perredista que logró aumentar en 700 por ciento el índice criminal cuando era Jefe de Gobierno del Distrito Federal y que, dicen, ganó el debate del 6 de junio… aunque no siempre el que gana el debate gana la elección.

 

À

 

 

Arcano es una Marca Registrada por Publicaciones Aldehan, S.A. de C. V. Todos los Derechos Reservados.