Make your own free website on Tripod.com

 


Arcano

 

Milagrería

Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

Un milagro sería el triunfo del candidato presidencial priísta Roberto Madrazo. A cada paso encuentra nuevos obstáculos. Como si la adversidad estuviese sistematizada por misteriosos hilos ocultos herederos de rencores personales dirigidos por la ambición y avaricia. Se intuye un juego perverso para eliminar de una vez al partido por lo que representa.

No se trata de ser o no ser priísta para ver las coincidentes estrategias de victimizar al perredista Andrés Manuel López Obrador como distractor de la ofensiva antipriísta, mientras que se afanan en impulsar al panista Felipe Calderón y clandestinamente protegen la impunidad del saqueo nacional hecho por los falsos redentores del cambio.

La historia reciente muestra la inducción mediática de rumores sobre la renuncia de Madrazo a la candidatura presidencial en tiempos electorales imposibles de nominar a otro candidato, o de que declinaría a favor del perredista López Obrador, al mismo tiempo que se intentan crear escenarios ficticios con base en encuestas apuntaladas por la telecracia.

Se quiere anular la realidad del voto duro del PRI, cercano a los 10 millones de electores más los 2 millones de su aliado el Verde Ecologista, harían posible su triunfo por la distancia de 4 millones de votos contra 12 millones que le harían falta al PRD y 13 millones al PAN, sustentado en el despertar de la militancia al recuperar recientemente Jalisco.

Debilitar la estructura partidista, empero, no es nuevo. Podría ubicarse en 1987 con la purga de políticos priísta que dieron origen al Frente Democrático Nacional. Una obra inconclusa del primer presidente adoctrinado en Harvard, Miguel de la Madrid y que no culminaron Carlos Salinas y Ernesto Zedillo, pese a entregarle a las transnacionales la Presidencia.

La tríada tecnocrática que sentó las bases, dicen que “irreversible”, de la dependencia económica, política y social mexicanas al imperio que emergió con fuerza militar en 1989 bajo el disfraz de la globalización y que es el perfeccionamiento del Destino Manifiesto de James Monroe de 1823.

Tiempos en que otros políticos, como el poblano Manuel Bartlett Díaz, desde la secretaría de Gobernación, se disciplinaron a los designios tecnócratas, lo mismo para atacar la libertad de expresión como respaldar la devastación de la planta productiva nacional a favor del ingreso tardío de México al GATT y la especulación bursátil de los nuevos ricos.

Es difícil olvidar que el poblano intervino para ejecutar el programa de la Secretario de Programación y Presupuesto, Carlos Salinas, del desmantelamiento financiero de PEMEX que le costó meses después, a Joaquín Hernández Galicia, perder su poder sindical petrolero al denunciar el ataque económico contra la paraestatal.

Sin embargo, desde su curul de senador apostó a la amnesia de los mexicanos para mostrarse como el redentor que defendió al sector energético de la rapiña de los empleados de las transnacionales, con posiciones retóricas contra la privatización mientras que se aprobaban contratos de servicios múltiples petroleros o cogeneración eléctrica.

Ahora se inviste de “demócrata” y defensor de su partido, el PRI, cuando se disciplinó a la frívola decisión del presidente José López Portillo para dejar al primer tecnócrata adoctrinado en Estados Unidos, en el poder presidencial, sin antecedentes de militancia. Y es el principal protagonista de la “caída del sistema” que hizo presidente a Carlos Salinas.

Como gobernador de Puebla reprimió con violencia a los panistas y como secretario de Educación creó la ficción de abatir el analfabetismo. Discreto desde su cargo de senador electo frente al decreto de Ernesto Zedillo que declara el “triunfo irreversible” del ex gerente transnacional, Vicente Fox, con el 5% de casillas computadas y la burda manipulación de las encuestas.

Emerge como inquisidor de Roberto Madrazo para cumplir el diseño de la chiapaneca Elba Esther Gordillo Morales, confesa de su cercanía con el foxismo, de una desbandada escalonada del PRI, aunque intenta mostrarse como simpatizante perredista, al fin y al cabo que desde Virginia, sede de la CIA, está programada la desacreditación del de Macuspana.

 

À

 

 

Arcano es una Marca Registrada por Publicaciones Aldehan, S.A. de C. V. Todos los Derechos Reservados.