Make your own free website on Tripod.com

 


Arcano

 

Oficioso

Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

Difícil tarea enfrenta el señor Vicente Fox. En la VI Reunión de Jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y el Caribe con la Unión Europea, funge como coordinador del grupo latinoamericano caracterizado por su rechazo a la forzada globalización que disfraza el imperialismo salvaje a favor de las transnacionales.

El recuerdo de los desaciertos, por decir lo menos, en sus giras por el continente, por asumir el papel oficioso de interlocutor del presidente estadounidense George Bush hijo, que desea heredar el cargo a su hermano Jeb, el gobernador de Florida que ensució el pasado proceso electoral, hacen temer lo peor en los 10 encuentros bilaterales foxistas.

Sin embargo, en el síndrome bipolar que parece aquejarle al ex gerente de una embotelladora transnacional, el mayor riesgo lo representa la posibilidad de que intente utilizar su participación en esa cumbre para apuntalar al candidato presidencial panista Felipe Calderón, en premio a su esfuerzo por defender sus inexistentes éxitos.

La razón es obvia si se recuerda su tozudez para desaforar al perredista Andrés Manuel López Obrador y que al victimizarlo consiguió un resultado contrario, ya que lejos de inhabilitarlo para la contienda presidencial, se fortaleció debido al sentimentalismo que caracteriza a los mexicanos para solidarizarse con el más débil.

El grandote, es decir, el foxismo, le pega al pequeño, el entonces Jefe de Gobierno del Distrito Federal, lo que despertó emociones que mantienen su inercia en el sentido de soslayar los publicitados actos de soborno del principal operador, Bejarano Martínez, y la industrialización de la piratería en el transporte urbano con los Panteras, entre otros.

Aprendió bien la lección del entonces Presidente Ernesto Zedillo, quien quiso sin poder hacerle gobernador de Tabasco por encima de la voluntad de los electores que en las urnas eligieron a Roberto Madrazo, en el sentido de hacer del vicio una virtud, con el respaldo de la política de la limosna con 28 pesos diarios a los viejitos y madres solteras, aunque substanciales en relación a los dos pesos diarios del remedo de programa social foxista.

Así, es previsible que en las reuniones bilaterales, el señor Fox intente mostrar un país en bonanza como producto del supuesto cambio en que asume el mesianismo y olvida que la alternancia partidista en el poder se acordó en 1993 por Carlos Salinas y se ratificó en secreto en enero de 1995 por Ernesto Zedillo con William Clinton.

Hará, sin lugar a dudas, votos de fe de que el cambio es irreversible y presentará como garantía de continuidad al panista Felipe Calderón que le ganó la partida a su esposa Marta Sahagún y después a su alfil Santiago Creel Miranda. El candidato presidencial se adelantó y el miércoles, en Cuernavaca, anunció que modificará la Ley Federal del Trabajo.

La señal es clara. Está dispuesto a legalizar las reformas de hecho al sistema laboral que caracterizaron a la administración foxista, según el estudio de Josefina Morales del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, en donde reseña minuciosamente el beneficio otorgado a las transnacionales que conculcaron las prestaciones y protección laboral de los trabajadores.

Es claro que Calderón está dispuesto a todo si se compromete a legalizar la devastación del sector laboral, en donde el gobernador de Coahuila, el priísta Humberto Moreira Valdés, denunció un juego loco y perverso, con tendencias fascistoides para desestabilizar el ambiente laboral y enfrentar a hermanos contra hermanos.

Posiblemente logre apuntalar al panista, siempre y cuando se olvide de darle prioridad al perredista en ese foro internacional que representa el mayor desafío a su adoctrinamiento transnacional a favor del imperialismo salvaje, en la presencia de los mandatarios de Venezuela, Hugo Chávez, de Bolivia, Evo Morales, de Argentina y Luis Inacio Lula da Silva de Brasil, sin olvidar al cubano Fidel Castro, con los que ha tenido profundas diferencias y distanciamientos diplomáticos, cuando en el pasado priísta se tuvieron acuerdos para impulsar el desarrollo regional y se luchaba por preservar la paz.

 

À

 

 

Arcano es una Marca Registrada por Publicaciones Aldehan, S.A. de C. V. Todos los Derechos Reservados.