Make your own free website on Tripod.com

 


Arcano

 

Reaparición estelar

Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

Agradecemos al Consejo Masónico Mexicano la

Medalla Benito Juárez “por hablar con verdad”.

Apareció en la tele. Después de 5 años de ayuno protagonista, emergió a nivel nacional la capucha con la pipa y la vestimenta castrense. Mostró habilidad escurridiza en preguntas álgidas. La razón: El México bronco que emergió en Texcoco y Salvador Atenco, en donde se exige el respeto a los derechos humanos de los macheteros sobre los de los policías.

Hay expectación. Sobre todo porque las esporádicas apariciones del subcomendante Marcos coincidieron en los 5 años anteriores con el reposicionamiento público de Carlos Salinas de Gortari. ¿Cuántas horas faltan para que se escuche al villano consentido de Ernesto Zedillo? Lo mejor: ¿Qué dirá el imán de todos los males de México?

Hay historia. En mayo de 1993 los todavía desconocidos neozapatistas asesinaron en Ococingo, Chiapas, a dos militares en descanso y vestidos de civil y el entonces presidente Salinas le ordenó al Comandante de la Zona Militar, general Miguel Ángel Godínez, suspender toda investigación para encausar a los responsables.

Más atrás, por allá de 1982, el entonces senador oaxaqueño Heladio Ramírez López, encabezó una Comisión Especial que confirmó el financiamiento de la Asociación de Productores de Banano del Soconusco (vinculada a la United Brand Co.), al movimiento separatista que entrenaba grupos armados en la selva lacandona y nada se hizo.

La Unitded Brand Co es la hija bastarda de la United Fruti Co que mostraba su poder e influencia en la Casa Blanca en donde se jactaban, por ejemplo, de que el dictador nicaragüense Anastasio Somoza “es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”. Tiempos gloriosos en que se acuñó el concepto de “repúblicas bananeras” para Latinoamérica.

Y que coinciden con movimientos aparente o realmente socialistas, como el proyecto de Tierra y Libertad en La Laguna, Coahuila, con la bendición del clérigo Samuel Ruiz García a Raúl Salinas de Gortari, Hugo Andrés Araujo, entre otros que fueron detenidos y liberados por la influencia política del hoy desaparecido Raúl Salinas Lozano.

Curiosamente, a escasos años de haber sido removido por gestiones del gobierno mexicano con El Vaticano, llega a la gubernatura chiapaneca en 1970 el doctor Manuel Velasco Suárez (primo hermano del clérigo Adolfo Suárez Rivera), y en 1972 ya se mencionaba la existencia de grupos extraños que recibían entrenamiento militar clandestino.

Tiempo y espacio político del Comandante Samuel Ruiz García con el primer suegro de Manuel Camacho Solís, quien se adjudicaba ser el ideólogo del salinismo, que negociaba con grupos radicales desde la regencia del Distrito Federal usurpando funciones del secretario de Gobernación, el veracruzano Fernando Gutiérrez Barrios, y que ¡pidió ser el primer negociador con los neozapatistas que aparecieron el primer minuto de 1994!

La guerrilla cibernética permaneció vigente en el zedillismo que satanizó a Salinas de Gortari como cortina de humo que le permitiera rematar el reducido patrimonio del Estado y cumplir el acuerdo de enero de 1995 con el presidente de los Estados Unidos, William Clinton, de iniciar en el 2000 la alternancia partidista en el poder, mandado por Harvard.

Así, podría ser cierto que el subcomandante Marcos sea ajeno al PRD aunque anuncia que su candidato, Andrés Manuel López Obrador ganará la Presidencia el próximo 2 de julio, empero, es innegable el vinculo histórico de su Comandante con el proyecto salinista y sus nexos con Manuel Camacho Solís, principal operador del actual perredismo.

Además, la reaparición del neozapatismo responde al oportunismo de adjudicarse el liderazgo de un conflicto generado por el perredista presidente municipal de Texcoco, para desviar el origen del conflicto y tratar de responsabilizar al gobernador priísta del Estado de México, Enrique Peña Nieto, bajo el sofisma de proteger los derechos humanos de los atenquenses y olvidar los correspondientes de los policías agredidos y secuestrados.

Un momento coyuntural en donde, pese a la manipulación de las encuestas y la telecracia que rescató a nivel nacional al subcomdante Marcos, empieza a cumplirse la visión del sexto pasajero en la contienda electoral, Víctor González Torres, que el año pasado dijo en entrevista con Don Mario Vázquez Raña, presidente y director general de Organización Editorial Mexicana:

“Roberto Madrazo es un estadista, un hombre que sabe de política, un hombre que sí ha sido un buen político. El PRI es un partido que gobernó 70 años el país y me parece que tiene posibilidades”.

Máxime que el candidato oficial, el panista Felipe Calderón Hinojosa, enfrenta denuncias sobre el desvío de un mil 300 millones de pesos del gasto federal  su campaña. Y si Carlos Salinas de Gortari calificó de excelente presidente al señor Vicente Fox, parecería que es cuestión de horas para que reaparezca para defender su proyecto ejecutado por Fox.

 

À

 

 

Arcano es una Marca Registrada por Publicaciones Aldehan, S.A. de C. V. Todos los Derechos Reservados.