Make your own free website on Tripod.com

 


Arcano

 

Reencuentros

Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

TOLUCA DE LERDO, Edo. Méx.- La Tercera Vía emerge como respuesta al desafío económico, político y social de México. Pero no se trata de importar los preceptos británicos sino hurgar en las entrañas de la historia Patria para reencontrar nuestra esencia como nación libre y soberana, dueña de su propio destino.

Hay razón. Las propuestas superficiales que caen en apresuradas soluciones a diagnósticos de la grave agenda nacional, que limita con el despotismo absoluto para disfrazarlo de populismo o la continuidad de la política del engaño de los conservadores que dicen tener las manos limpias y prometer, prometer y prometer al fin que eso no empobrece sino el dar es lo que aniquila, adolecen, ambos, de un verdadero proyecto de nación.

Y la causa de la orfandad de principios doctrinarios de los candidatos presidenciales, radica en su ignorancia o minimización de la historia nacional. Y se acuden a fórmulas coyunturales experimentadas en 1860 en los Estados Unidos que fenecieron casi inmediatamente y acuñaron el término populismo, o a las viejas nostalgias conservadoras para reconstruir las cortes españolas o francesas en las lujosas oficinas de Wall Street.

Sin embargo, no todo está perdido. Al instalar el Consejo Consultivo del Bicentenario de la Independencia de México, el gobernador mexiquense, Enrique Peña Nieto, dio voz a la urgencia de todos los mexicanos para apoyarnos en la experiencia histórica de rescatar un modelo propio, distintivo de nuestra realidad y potencialidades.

El mandatario estatal observó el fracaso y la inoperancia de los modelos populista y del neoliberalismo impuesto con base en la economía doméstica de la británica Margareth Tatcher en 1980 y que ajustó Estados Unidos como el Primer Consenso de Washington que se colapsó en menos de 10 años para dar paso a la segunda ronda del mismo consenso.

La visión del gobernador mexiquense tiene sustento histórico. En el populismo se buscó soluciones coyunturales y focalizados en una región, por lo que desapareció en menos de 25 años en su lugar de origen, Estados Unidos, aunque se importó principalmente por las dictaduras latinoamericanas de la primera mitad del siglo pasado.

En tanto, el neoliberalismo ejercitó la teología de los Chicago Boy de los 70 en supuestos programas de ayuda que hicieran producir los petrodólares con el endeudamiento de las naciones latinoamericanas, en donde el FMI y el Banco Mundial fueron los arietes de la recolonización, con la salvaje concentración de la riqueza mundial en 380 apellidos de Wall Street que poseen el producto interno bruto anual de 165 naciones, o en los disminuidos supermillonarios mexicanos enlistados por Forbes frente al aumento de la miseria extrema.

Los dos sistemas se encarnan, el primero en Andrés Manuel López Obrador que rehuye defender sus ideas y propuestas mientras que muestra su espíritu dictatorial al rechazar las encuestas que antes le favorecían y el segundo en el paisano de Marta Sahagún, Felipe Calderón con la promesa fácil sin el mínimo bosquejo de un programa de gobierno.

Quien ha mencionado la urgencia de un Proyecto de Nación, tal vez por su heredad paterna participante en la expropiación petrolera y la construcción de las instituciones como el Politécnico, el Ifonavit o el Seguro Social, es el priísta Roberto Madrazo Pintado, que para algunos observadores, le faltaría mayor profundidad y solidez en la propuesta.

Un momento propicio para que el gobernador Enrique Peña Nieto, al fortalecer la conmemoración del Bicentenario del natalicio de Benito Pablo Juárez García, impulse la organización para celebrar el Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución Mexicana, por medio de organizaciones académicas que investiguen, difundan y preserven los elevados principios que siguieron los hombres que nos dieron patria.

Por ejemplo, la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística correspondiente al Estado de México, presidida por el maestro en derecho Germán García Salgado, bosqueja ya un Simposium sobre la Independencia de México, con sus antecedentes, desarrollo, resultado y vigencia en el presente, como los valores republicanos de libertad, igualdad y fraternidad.

Un trabajo que eleve la conciencia de todos los mexicanos o en palabras de Peña Nieto sobre Juárez: “Es mi mayor anhelo que en cada uno de los servidores públicos y en cada uno de los ciudadanos mexiquenses, vivamos a Juárez en nuestro diario actuar, siempre teniendo presentes los principios que observó en todo momento como servidor público y que son el mayor legado que tenemos de él”.

 

À

 

 

Arcano es una Marca Registrada por Publicaciones Aldehan, S.A. de C. V. Todos los Derechos Reservados.