Make your own free website on Tripod.com

 


Arcano

 

Telecracia

Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

Paralelo a la contienda electoral de los 5 candidatos presidenciales emerge el peligro de imponer el supragobierno anticonstitucional de la telecracia por dos vías: La legalización de su poder monopólico por medio de la Cámara de Senadores y la usurpación de las urnas por una realidad virtual ajena al mandato de los electores y los intereses soberanos del país.

Con base en el artículo 41 constitucional “el pueblo ejerce su soberanía por medio de los Poderes de la Unión” en donde los partidos políticos contribuirán “a la integración de la representación nacional y como organizaciones de ciudadanos, hacer posible el acceso de estos al ejercicio” del Supremo Poder de la Federación, ordena el artículo 49, dividido en Legislativo, Ejecutivo y Judicial.

Sin embargo, en la presente contienda electoral se asume la telecracia como “hacedora” de la voluntad de los electores, al usar la tecnología fílmica para mostrar a miles de seguidores del panista Felipe Calderón Hinojosa en “tomas cerradas” de la escasa concurrencia, y crear el escenario milagroso y necesario para el espejismo de las encuestas cuya efectividad de penetración se garantiza con distractores, como notas policíacas magnificadas.

Un escenario que abusa del dogma modernista para imponer una falsa realidad. De las diversas empresas encuestadoras, tomemos por ejemplo a BGC, Ulises Beltrán y Asociados que “registra” al perredista Andrés Manuel López Obrador con 36 %, al panista Felipe Calderón Hinojosa con 34 % y al priísta Roberto Madrazo Pintado con 28%.

El muestreo realizado del 24 al 27 de marzo con “entrevistas cara a cara”, con 1,200 personas de 120 secciones electorales en 25 estados del país, equivalen a 10 personas por sección, 48 por estado o, con las recientes cifras del IFE, el 0.0015 % del padrón electoral con 77 millones 400 mil ciudadanos registrados y con credencial para votar.

Al margen de los juicios emitidos sobre los candidatos, la empresa adjudica el aparente movimiento en las preferencias electorales a los anuncios publicitarios en la televisión y cuya intervención se magnifica en las encuestadoras vinculadas a los 2 monopolios en lo que se intuye, es una muestra de su aparente fuerza de poder hacedor de voluntades.

Se soslayan elementos estratégicos como la mala selección de candidatos a cargos legislativos que debilita la cohesión interna de los partidos, la opinión en prensa escrita, las cadenas cibernéticas. Cómo si antes de la telecracia era el caos y después el orden. Un dogma que busca legalizar la Cámara de Senadores al aprobar la nueva Ley de televisión.

 

À

 

 

Arcano es una Marca Registrada por Publicaciones Aldehan, S.A. de C. V. Todos los Derechos Reservados.