Make your own free website on Tripod.com

 


Arcano

 

Intuitivo

Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

En el tiempo de confusión, los opuestos se encuentran. Liébano Sáenz y Alfonso Durazo. El de Chihuahua opera el apoyo de Ernesto Zedillo y el de Sonora se suma por una difícil candidatura a Senador. Dos galardones para el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador que se siente Presidente con el espejismo de las encuestas.

Sin embargo, la convergencia es la traición. En sus memorias se soslaya cómo se traicionó al PRI para promulgar un decreto presidencial con el 5% de casillas computadas a favor del ex gerente de una embotelladora transnacional y obedecer, no los acuerdos secretos salinistas de 1993, sino el compromiso de enero de 1997 en que se hipotecó el ingreso petrolero y se entregó la política económica a la Reserva Federal de Estados Unidos.

Por su lado, Durazo olvidó que su amigo Luis Donaldo Colosio fue enfrentado por el secretario de Información Propaganda del PRI desde noviembre de 1993, gratificado con la Secretaría Particular del beneficiario de una muerte incomprensible el 23 de marzo de 94.

Su lealtad que dice es con la democracia de México, queda en duda. Sirvió en la Secretaría de Gobernación en la administración Zedillo y renunció. En mayo de 2000 se subió al carro foxista y ocupó el cargo de su antiguo rival y después sumó el control y manejo de la información presidencial para renunciar en 2004.

El argumento es que confió en el proyecto del señor Fox y salió al ver que no había programa más que la imposición de su serenísima Martita que ya cobijaba a sus pequeños en sus empresas constituidas en 2003. ¿Cuánto tardará en percatarse que no existe un Proyecto de Nación en su ahora protector y que fue acérrimo enemigo de Colosio?

Por si fuese poco, quedó bajo el mando de Manuel Camacho Solís, el auto proclamado ideólogo del salinismo y resentido porque perdió la Secretaría de Gobernación frente a Fernando Gutiérrez Barrios y la candidatura presidencial a favor de Colosio. Y ahora, otra vez sueña con el poder presidencial con el espejismo de las encuestas capitalinas que le dan 10 puntos de ventaja cuando tienen un voto duro inferior a los 4 millones de electores.

Elementos que obligan a preguntar: ¿Qué sabrá Durazo, el custodio de secretos foxistas, para ir a los brazos de sus viejos adversarios? Se intuye una peligrosa elección de Estado.

 

À

 

 

Arcano es una Marca Registrada por Publicaciones Aldehan, S.A. de C. V. Todos los Derechos Reservados.