Make your own free website on Tripod.com

 


Arcano

 

Juarismo retórico

Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

Juárez fue traicionado por los hombres que colaboraron en su gubernatura de Oaxaca en 1852 y que fue el preámbulo de su primer destierro. En el bicentenario de su natalicio, le traicionan los protagonistas de la retórica que se intentan investir de juarismo para engañar con la promesa de que México será mejor mañana con fondo estridente de chachalacas.

En la ponencia que en representación de la Sociedad de Geografía y Estadística correspondiente al Estado de México, daremos el próximo sábado en Coacalco, recordamos que la feminista, periodista y maestra española Belén de Sárraga se sorprendió al saber que en 1939 un escolar fue expulsado del colegio religioso por escribir “Viva Juárez”.

¡Seguramente se espantaría del odio irracional del señor Vicente Fox al condicionar ocupar su despacho a la salida del óleo del Benemérito de las Américas el 1 de diciembre de 2000! Empero, quedaría confundida si pudiese escuchar su “juarismo” retórico al borde de las lágrimas, en fiel obediencia al posicionamiento del alto clero político.

¿Y que pensaría esa mujer que llegó a México en 1939 con el exilio español amparado por Lázaro Cárdenas, al ver que su hijo secunda al perredista Andrés Manuel López Obrador en su falso credo juarista, cuando rechazó recibir a una Comisión del Congreso Internacional del Simbolismo Masónico en 2003?

Es casi seguro que tendría un espasmo vomitivo al observar el manoseo descarado por los políticos y clérigos nostálgicos del imperio, de la figura del hombre que fue reconocido como el Benemérito de las Américas el 1 de mayo de 1865 por el Congreso de Colombia, en homenaje a su “constancia por la defensa de la libertad e independencia de México”.

Lo peor es que masones despistados como Pedro Márquez Celaya buscan un acercamiento con el panismo conservador mientras que traidores a la doctrina juarista para impulsar las reformas al artículo 130 constitucional en 1992 se acomodan en el círculo cercano del priísta Roberto Madrazo, como Manuel Jiménez Guzmán.

Aunque la esperanza emerge en la óptica del maestro Alfonso Sierra Partida: “Hay masones sin mandil y mandiles sin masón”. Un masón sin mandil sería Emilio Chauyffet, potencial líder de la Cámara de Senadores instituida por Juárez en el decreto del 14 de agosto de 1867. Masones con mandil dispuestos a trabajar por el país en el Consejo Masónico Mexicano, para rendir tributo a Juárez en la Segunda Restauración de la República.

 

À

 

 

Arcano es una Marca Registrada por Publicaciones Aldehan, S.A. de C. V. Todos los Derechos Reservados.