Make your own free website on Tripod.com

 


Arcano

 

Anticampaña

Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

En el registro de los candidatos presidenciales ante el IFE, el tabasqueño Roberto Madrazo Pintado mostró una mayor solidez sobre el michoacano Felipe Calderón Hinojosa y el de Macuspana, Andrés Manuel López Obrador, y no precisamente por la contundencia del discurso, sino por la campaña anti priísta con tintes ultraderechistas, del domingo pasado.

Parecería que las fuerzas conservadoras dudan de la milagrosa eficiencia clerical para inducir el voto razonado de la feligresía y de que los operadores de El Yunque incrustados en el PRI consigan el éxito de socavar las estructuras partidistas, como estrategias centrales a favor del panista de 44 años Felipe Calderón Hinojosa.

Los antecedentes inmediatos se ubican en julio pasado, cuando apareció un panfleto tamaño oficio con datos de un libro publicado por el hermano del secretario de Gobernación, Carlos Abascal Carranza, en donde se acusa a Carlos Alberto Madrazo Becerra, padre del hoy candidato presidencial del PRI, de haber disparado sobre dos mujeres en Coyoacán, y la supuesta protección que recibió del presidente Lázaro Cárdenas del Río.

Sin embargo, la historia ha confirmado que el alto clero político no escatima derramar sangre para restaurar sus cotos de poder que le garanticen sus canonjías y prebendas, lo mismo para enviar a Juan Nepomuceno Almonte a ofrecer a Napoleón El Pequeño el reino mexicano que en impulsar el magnicidio presidencial y la lucha cristera.

En 1977, El Vaticano nombró a Girolamo Prigioni como Nuncio Apostólico en México, y el resultado de su gestión se observó en 1992, con las reformas al Artículo 130 Constitucional, que fueron posibles por la traición del diputado masón Manuel Jiménez Guzmán, que emitió un comunicado a nombre de todos los liberales a favor de la reforma.

Hay, empero, preocupación en el alto clero político de que la contrarreforma juarista iniciada por Carlos Salinas de Gortari y su “ideólogo”, el hoy perredista Manuel Camacho Solís, sobrino político de un alto jerarca clerical, pueda llegar a su fin cuando apenas comenzaban a gozar las mieles de la restitución de sus fueros.

El ex gerente de una embotelladora transnacional fracasó en el cambio prometido y colapsó las aspiraciones, tanto imperiales como clericales, orillando al país al riesgo de la violencia social, lo que no es importante para la clerecía acostumbrada a “purificar” limosnas del narco o bendecir aviones genocidas del pueblo indígena o español.

Si a nivel mundial el alemán SS Joseph Retzinger conocido como Benedicto XVI condena al terrorismo para avalar la política imperial de los Estados Unidos, a niveles nacionales se oficializa la “contribución” del clero en las acciones gubernamentales electorales, y con el confesional secretario de Gobernación, parecería que organizó la campaña anti priísta.

La urgencia respondería a que el tabasqueño Roberto Madrazo Pintado profesa una religión distinta a la católica, y si bien no es masón, su formación familiar y educativa le identifican con los elevados principios liberales y que construyeron y dieron identidad a la Nación Mexicana por lo que tendría una afinidad al respeto al estado laico.

Carlos Quintanilla Yerena, presidente del Consejo Mexicano y serio precandidato a Senador por Nuevo León, ha precisado en foros mundiales y nacionales, que el estado laico no es excluyente de la religión, sino garante de la libertad y derecho que tiene cada uno para profesar la fe que haya heredado o adoptado en su vida. Un elemento que choca con la ambición de regresar a la Religión de Estado que con Torquemada incineró a más de 5 mil judíos y musulmanes radicados en España.

Y estos elementos se encuentran plasmados en la plataforma ideológica del PRI, en donde políticamente se formó su candidato presidencial, heredero del Ciclón del Sureste, Carlos Alberto Madrazo Becerra, quien fue desaforado como diputado federal por el Presidente Manuel Ávila Camacho, para castigar el pecado del tabasqueño de haberle dicho:

“Señor Presidente, en México no existe la democracia”.

Curiosamente, el supuesto abuelo del perredista Manuel Camacho Solís, mostraba cercanía con el alto clero político que se estrechó con Vicente Fox, al grado que olvidando su investidura Presidencial se arrodilló ante el Jefe de Estado Vaticano, Juan Pablo II, sin descontar que apoya las labores del Opus Dei.

Elementos que crean las suspicacias del origen de la Anticampaña Electoral, por el miedo a los 10 millones de votos duros, casi el 80% de los necesarios para obtener el triunfo en 2006.

 

À

 

 

Arcano es una Marca Registrada por Publicaciones Aldehan, S.A. de C. V. Todos los Derechos Reservados.