Make your own free website on Tripod.com

 


Arcano

 

Voto Clerical

Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

Se enterró la separación del Estado y de la Iglesia. El señor Vicente Fox decretó de facto la “contribución” de “las iglesias” en el proceso electoral del 2006. Una franca violación a la Constitución y usurpación de funciones correspondientes al Congreso de la Unión que pone en alto riesgo que se cumpla la voluntad popular y por ende, la estabilidad social.

Contribución, según el diccionario de uso corriente, es la “acción y efecto de contribuir” y esto implica “ayudar y cooperar con otros al logro del algún fin” y ayudar se entiende como “auxiliar”, que aplicado en la administración federal, es la apertura a la participación de “las iglesias” en el gobierno, como primer paso, en el próximo proceso electoral.

Visto así, la postura electoral del señor Vicente Fox y su gabinete encabezado por el confesional Carlos Abascal Carranza, su objetivo principal es el lograr que gane las elecciones el candidato del PAN, el michoacano Felipe Calderón Hinojosa, en donde se incluye a la ex secretaria de Desarrollo, Josefina Vázquez Mota para articular los resortes de los programas sociales a favor de la causa blanquiazul.

En la reunión del martes pasado del presidente con el Consejo Interreligioso de México, “las iglesias” fueron autorizadas por mandato presidencial a “contribuir” en el proceso electoral que, destacad en su decálogo, lo harán con la promoción del voto razonado sin favorecer a ningún candidato, lo que es una contradicción directa.

Razonar se entiende como la capacidad para definir entre el bien y el mal. Es decir que para razonar el voto, el feligrés recibirá la orientación de su pastor o cura, cuyo razonamiento se fundará en sus propios principios doctrinarios que deberán observarse en un determinado candidato, lo que quita cualquier imparcialidad a la actuación religiosa.

Es decir, que la iglesia mayoritaria con el número de feligreses, la católica, encabezada en ese acto por el fallido candidato papal Norberto Ribera Carrera, tiene facultad, aunque sea de facto, para proseguir su proselitismo en contra de los partidos que desde su punto de vista, atente contra la vida, como sería el PRD y el PRI, por lo que es proclive al PAN.

Ya lo curas han iniciado su beligerancia electoral en donde condenan al PRD por su intento de aprobar la eutanasia y al PRI por la supuesta participación de Carlos A. Madrazo Becerra en el enfrentamiento político de los seguidores del gobierno con los anarquistas que violentamente exigían el regreso de los fueros clericales.

El hermano del actual secretario de Gobernación fue uno de los activistas clericales que incluso, escribió un libro en donde condena al general Lázaro Cárdenas del Río, el presidente que expropió el petróleo, que inició la educación rural y abrió la educación superior a los trabajadores, entre otros logros, por haber, dicen, protegido a los criminales de Coyoacán, sin mencionar la agresión de los feligreses.

Lo más grave, empero, es que la Constitución Política de México, es letra muerta. Con base en el párrafo tercero del artículo 24 se ordena: “”Los actos religiosos de culto público se celebrarán ordinariamente en los templos. Los que extraordinariamente se celebren fuera de estos se sujetarán a la ley reglamentaria”.

Con el acuerdo de Gobernación y el CIM, se autoriza de facto que en los templos se realicen campañas electorales, que serán favorables a un candidato que si antes no era alfil del señor Fox y que le corrió del gabinete por destaparse anticipadamente, ahora representa su única esperanza para quedar en la impunidad del saqueo nacional.

Por si fuese poco, se “incluye” disfrazadamente al alto clero político en acciones de gobierno que con base en el artículo 49, corresponde al “Supremo Poder de la Federación (que) se divide, para su ejercicio en Legislativo, Ejecutivo y Judicial” y para poder reformar la participación clerical se requiere de las tres cuartas partes del legislativo en la reforma constitucional correspondiente.

Se abren riesgos peligrosos si se recuerda que el alto clero político ha insistido en recuperar sus fueros económicos y políticos desde 1855, e incluso, desde 1977 en que se designó  Girolamo Prigionni como Nuncio para México, en avanzar hacia la consolidación de una religión de estado que ha costado mucha sangre a los mexicanos.

 

À

 

 

Arcano es una Marca Registrada por Publicaciones Aldehan, S.A. de C. V. Todos los Derechos Reservados.