Make your own free website on Tripod.com

 


Arcano

 

Neoporfirismo

Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

En su campaña electoral el señor Vicente Fox se declaró “maderista”. A cinco años de distancia se identifica con los estertores del porfirismo que generó la Revolución de 1910 por sus aberraciones políticas concentradoras de la riqueza en una minoría y la sobre explotación de los campesinos acasillados y sometidos al derecho de pernada.

“La bola” se nutrió de los hombres del campo. Lo mismo en Morelos con Emiliano Zapata que fueron afectados en sus comunidades agrarias, que en el norte con Francisco Villa que pugnó por el derecho a la educación o en Coahuila en donde Venustiano Carranza se vio afectado en sus propiedades con expropiaciones favorables a constructores extranjeros.

Un movimiento que se inició de hecho el 19 de noviembre de 1910 al ser descubiertos en Puebla los hermanos Serdán con armamento y que se oficializó el 20 de noviembre para ajustarlo a la proclama de Francisco Indalecio Madero en su Plan de San Luis Potosí que se inspiró en los postulados de Ricardo Flores Magón, muerto en una cárcel tejana.

Se estima que un millón 800 mil mexicanos dieron su sangre para sembrar la Ley Agraria promulgada en 1915 y que representó el 15% de la población total. Uno de los logros mayores fue el ejido que se impulsó en la administración del General Lázaro Cárdenas al mismo tiempo que la educación rural con un elevado número de maestros asesinados.

Elementos que fueron ignorados en 1992 por el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari con el apoyo de diputados liberales como Manuel Jiménez Guzmán, al reformar el artículo 27 constitucional bajo el pretexto de insertar en la modernidad al agro mexicano y que en realidad preparó el beneficio a las transnacionales con el TTLCAN.

Sin importar el fracaso del acuerdo trilateral reconocido incluso por el gabinetazo foxista, el sistema de los empleados de las transnacionales buscan concluir la devastación tecnocrática con un Proyecto de Ley Agraria, para desaparecer 30 mil ejidos y comunidades que favorece a las poderosas empresas extranjeras y regresar a la “gloria” del profirismo.

Tiempo en que las tiendas de raya mantenían prácticamente esclavizados a los campesinos en donde los “amos” de las tierras tenían el “derecho de pernada”, que ya practican líderes sindicales como Ramón Salvador Gámez Martínez, liberado por Ángel Pérez Camacho, secretario de acuerdos del Juzgado 15 de lo penal.

La denuncia y resistencia del brazo campesino del PRI, la CNC, se intenta matizar por la senadora Arely Madrid Tovilla, precandidata priísta a la gubernatura chiapaneca, bajo el falaz argumento de que toda ley es perfectible, que es cierto pero, para el gran capital sin importar el elevado riesgo de crear las condiciones de una revuelta social… como en el 10.

 

À

 

 

Arcano es una Marca Registrada por Publicaciones Aldehan, S.A. de C. V. Todos los Derechos Reservados.