Make your own free website on Tripod.com

 


Arcano

 

Indígenas

Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

SAN CRISTÓBAL LAS CASAS, Chis.- El foxismo fortalece a “La Otra Campaña” del subcomandante Marcos. Mientras que en este municipio los marquistas que se ungen como abanderados del indigenismo mexicano, inician foros musicales con simples consignas anticapitalistas, el gobierno federal incursiona en una guerra mediática.

Aquí, la Ciudad Real que fue la capital del estado, se iniciaron foros musicales con un nutrido auditorio de extranjeros con cámara en ristre y sin identificación de prensa. Es el miércoles 4 de enero de 2006 a las 18 horas y pese a que empieza la noche, la principal iglesia que fue bastión del obispo Samuel Ruiz García, está en penumbra.

Pese a los reportes informativos sobre la presencia amenazante de ganaderos que han sido despojados de sus propiedades, de indígenas simpatizantes, entre otros, solamente se detectó la presencia de extranjeros que hacen recordar los sesenta y el hipismo y los únicos indígenas detectados son vendedores ambulantes de artesanías.

El efecto Marcos, sustentado en la fuerza mediática desde su inicio y favorable a los intereses del proyecto del alto clero político para restaurar sus canonjías, como aquella de 1833 en que eran dueños del 65% del territorio nacional y el control de la educación, parece orientado, según se constató en un recorrido por este reportero, a un golpe electoral en contra del PRI y su posibilidad real de retornar al poder presidencial.

La razón es clara: El precandidato a gobernador de Chiapas con mayor fuerza política es el comiteco Roberto Albores Guillén, identificado con el tabasqueño Roberto Madrazo Pintado quien se enfrentó a Ernesto Zedillo para defender su triunfo electoral y que se pretendía concertacesionar a Andrés Manuel López Obrador.

Una beligerancia, en esta ocasión totalmente mediática y sin programa de acción que recibe oxigenación de parte del señor Vicente Fox Quesada, al subirse al ring publicitario para defender la falacia de que incrementó 43 veces el presupuesto a la infraestructura social y educativa indígena, que alcanzará 30 mil millones de pesos el presente año.

Un discurso enmarcado por la firma del convenio de creación del Centro de las Artes de los Pueblos Indígenas entre el gobierno federal y el privado Fideicomiso del Centro Histórico, en donde el ex comunista y actual perredista Alejandro Encinas, Jefe de Gobierno del Distrito Federal, fue la figura decorativa.

El nuevo organismo que consumirá 35 millones de pesos, se muestra como la joya de la corona que culmina el esfuerzo del fallido cambio para atender, dicen, sin paternalismo, la problemática indígena.

Parecería mostrarse ajeno a la realidad. El oaxaqueño Heladio Ramírez López, líder de la CNC que encabezó en el pasado la tlaxcalteca Beatriz Paredes Rangel, pone el dedo en la llaga: 12 millones de indígenas perciben ingresos por 8.30 pesos diarios, poco menos de 75 centavos de dólar, y que les ubica en la pobreza extrema.

Los marginados milenarios se encuentran en 60 etnias que registran una mortandad infantil de 40 mil por desnutrición y 20 lenguas indígenas están en riesgo de desaparecer.

La propuesta del organismo campesino creado en la presidencia del General Lázaro Cárdenas del Río, propone a su candidato presidencial, el tabasqueño Roberto Madrazo Pintado, que se registrará ante el IFE el 18 de enero próximo, que consideré prioritario impulsar la Ley Indígena.

Se trata de respetar y ejecutar el artículo segundo constitucional para que los indígenas puedan hacer efectivos sus derechos y que podría pensarse en la creación de una Secretaría de Desarrollo Indígena que termine con los sofismas (mentiras convertidas en verdades) del cambio fallido.

El desafío fija tiempos: En menos de 10 años se debe resolver la problemática indígena, con acciones concretas del gobierno federal y no con acuerdos que benefician al sector privado en demérito de los legítimos intereses de estos connacionales que mantienen la resistencia de los antiguos mexicanos.

Curiosamente, la concentración de la explotación indígenas se encuentra en Chiapas, Veracruz, Puebla, Guerrero, Oaxaca; Estado de México, Hidalgo, Michoacán, San Luis Potosí y Guanajuato son las entidades más afectadas por la marginación al agrupar la mayor cantidad de indígenas en extrema pobreza.

 

À

 

 

Arcano es una Marca Registrada por Publicaciones Aldehan, S.A. de C. V. Todos los Derechos Reservados.