Make your own free website on Tripod.com

 


Arcano

 

Clericales

Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

PALENQUE, Chis.- La causa de los indígenas del mundo emergió el primer minuto de 1994. Con unos cuantos rifles reales y material de utilería, se presentó el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en los altos de Chiapas. Reportes de prensa registran en 12 años la triangulación financiera del alto clero político al movimiento.

Con la bendición del obispo Samuel Ruiz García, vinculado al clan Salinas desde el decreto de zona libre en La Laguna con los activistas Raúl Salinas de Gortari y Hugo Andrés Araujo que se frenó por allá de 1969 con las negociaciones del gobierno mexicano con El Vaticano para remover al clérigo hacia San Cristóbal Las Casas, Chiapas, parecería ser el verdadero Comandante.

Pese a las denuncias públicas de que se organizaban entrenamientos tipo guerrilleros en los Altos chiapanecos, oficialmente no se oyeron ni se vieron desde la administración estatal de Manuel Velasco Suárez, primo hermano del alto funcionario clerical Adolfo Suárez y suegro de Manuel Camacho Solís, el auto proclamado ideólogo del salinismo.

Existe la posibilidad de que se pensara en los círculos de inteligencia que este movimiento clerical pudiese servir de contrapeso específico al intento separatista de la United Brand Co., la hija bastarda de la United Fruit Co., la que acuñó el término de repúblicas bananeras en la justificación de los golpes de estado que patrocinó en América Latina.

Se recuerda que una comisión especial de la Cámara de Senadores, encabezada por el oaxaqueño Heladio Ramírez López, redactó en 1982 un informe confidencial del alto riesgo que existía en las actividades de la transnacional estadounidense por medio de la Unión de Productores de Banano del Soconusco.

Un proyecto que llevó a la redacción de una Constitución de la República del Soconusco. Curiosamente, se controló la información sobre el intento separatista de una zona estratégica si se considera que existen presas que atienden las necesidades eléctricas de México, fincas cafetaleras cuyos propietarios ostentan nombres alemanes.

Este último elemento llama poderosamente la atención, ya que se intensificó la visita a la zona de activistas de los derechos humanos de origen alemán y vinculados a organizaciones clericales que, según los reportes de prensa mundial, triangulaban millonarios recursos a los neozapatistas y que originó la reestructuración de sus cuadros dirigentes para mantener el liderazgo del llamado Sub Comandante Marcos.

Hay historia: En mayo de 1993 fueron asesinados dos militares que visitaban Ococingo en su descanso. El General Miguel Ángel Godínez, comandante militar de la zona, inició la investigación correspondiente y aproximadamente en julio recibió la orden de altos mandos castrenses del salinismo para suspender las pesquisas.

Medio año después, el mundo conoció al EZLN y en forma inaudita, la respuesta gubernamental fue casi inmediata con la creación de la Comisión de Concordia y Pacificación (Cocopa) en 1994, y el decreto de amnistía a los que declararon la guerra al gobierno federal, al ejército y sobre todo, al malogrado candidato priísta a la presidencia, Luis Donaldo Colosio Murrieta.

El negociador, curiosamente, fue Manuel Camacho Solís. Y en 12 años de apariciones esporádicas, se transformó el movimiento guerrillero en un aparente movimiento político, en la víspera de las elecciones presidenciales de 2006 y que, pese al respaldo del alto clero político, el panismo parecería estar condenado a perder el proceso.

Al proseguir la pomposamente denominada “La Otra Campaña”, el ahora autodenominado Delegado Zero, emulando a Edén Pastora conocido como el Comandante Cero que encabezó la lucha antisanidinista en Nicaragua, señaló el martes pasado: "Nosotros pensamos, que nada nos van a dar, nada que no conquistemos por nuestro propio esfuerzo. Con nuestro esfuerzo organizado para transformar las cosas".

La referencia es una crítica a los candidatos presidenciales que reiniciarán su campaña el 18 de enero en donde el Delegado Zero estima que repetirán lo mismo.

Sin embargo, el mismo movimiento que dice encabezar la causa justa de los indígenas, en 12 años de insurgencia ha sido incapaz de estructurar un programa político, económico y social, ya que en voz del líder de ojos azules y piel blanca, en la Universidad de la Tierra creada hace un año con fondos clericales, en San Cristóbal Las Casas, indica que en su causa se construirá en los próximos seis meses de recorrido por el país.

 

À

 

 

Arcano es una Marca Registrada por Publicaciones Aldehan, S.A. de C. V. Todos los Derechos Reservados.